Seguinos

Makers

El poder de la inteligencia

Publicado

el

Investigadores de la UBA desarrollaron un método -mediante técnicas de inteligencia artificial- que aporta nuevas herramientas para el diagnóstico y el tratamiento en la lucha contra el cáncer de mama. Cuando el avance de la de investigación y la ciencia permiten que avance la salud.

Las herramientas de diagnóstico son vitales para prevenir enfermedades como el cáncer
de mama, uno de los más comunes entre las mujeres. La Universidad de Buenos Aires (UBA) dio a
conocer el aporte de la investigación de sus científicos en esa dirección. Un estudio, que
se publicó recientemente en la prestigiosa revista Scientific Reports, generó un método
de diagnóstico automático que puede clasificar células de cáncer de mama en función de
sus características.
Se logró utilizando imágenes tomadas con microscopios y analizadas
de forma automática mediante inteligencia artificial. Todo esto sin necesidad de
múltiples muestras, lo que acelera y abarata el diagnóstico y el tratamiento.

Foto: UBA


Los investigadores de la UBA han entrenado a un programa de computadora, mediante
técnicas de inteligencia artificial, para que pueda diferenciar células cancerígenas entre
sí a partir de fotos tomadas con los microscopios
. En los últimos años, la técnica de los
microscopios automáticos ha permitido estudiar células cancerígenas de forma sencilla
y simple, sin necesidad de tomar gran cantidad de muestras.

“En este proyecto nos concentramos en un problema puntual, que consiste en clasificar
células de cáncer de mama como vivas o muertas basándonos en una foto de la célula”,
dijo Emanuel Iarussi, profesor adjunto del Departamento de Computación en la
Facultad de Ciencias Exactas de la UBA e investigador del Conicet que formó parte del
estudio.

“En este proyecto nos concentramos en un problema puntual, que consiste en clasificar
células de cáncer de mama como vivas o muertas basándonos en una foto de la célula”

Emmanuel Larussi

“Esas fotos no son exactamente iguales a las que saca un celular, son fotos en blanco y
negro que se obtienen a partir de un microscopio en una resolución bastante alta”,
aclaró. “El proceso comienza -continuó- plantando células en unos dispositivos que tienen la capacidad de hacer circular un medio entre las células, a través del cual vos las alimentás o les pasás
alguna droga para probar terapias in vitro, sin necesidad de hacerlo en animales.
Simultáneamente, tenés la capacidad de ir fotografiando esas células con un
microscopio que se programa para tomar distintas capturas a intervalos regulares de
tiempo”, explicó.


Esta tarea es la que estuvo realizando la médica e investigadora Gisela Pattarone en la
Universidad de Friburgo de Brisgovia (Alemania)
, como parte de una maestría que
inició en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA.
Allí cultivó células de
cáncer de mama a fin de probar el efecto de distintos tratamientos quimioterapéuticos,
hecho que le permitió coleccionar una base de datos enorme con fotografías de estas
células.


Pero para saber si la terapia está siendo o no efectiva, es necesario conocer si las células
del cultivo están muriendo. Para determinarlo, se disuelven en el medio de cultivo
tinciones fluorescentes que, bajo una luz especial, revelan cuáles células han muerto.

Algo similar a lo que pasa cuando se ilumina un ambiente con luz negra y resaltan los
colores fluorescentes.


Pattarone coleccionó una gran base de datos de imágenes en las que claramente se podía
identificar si una célula había muerto o no. Allí fue cuando se puso en contacto con
expertos en computación e inteligencia artificial de la Facultad de Ciencias Exactas de
la UBA, entre ellos Iarussi, Luciana Ferrer (Laboratorio de Inteligencia Artificial
Aplicada de la UBA), Laura Acion (Instituto de Cálculo de la UBA) y Marian Simian
(Instituto de Nanosistemas de la Universidad Nacional de San Martín).


Entrenando a la máquina


¿Cómo se le enseña a una computadora a identificar células cancerígenas?
Lo primero
es contar con una amplia base de datos que sirva de fuente, la cual obtuvo Pattarone
mediante microscopio. Lo siguiente es entrenar a la máquina, crear un método de
aprendizaje automático -lo que se suele llamar machine learning-, necesario para que
una inteligencia artificial pueda procesar datos.

“Evaluamos distintas arquitecturas de redes neuronales”, explicó Iarussi. “Estos
modelos funcionan muy bien en imágenes, particularmente cuando contás con grandes
cantidades de ellas. Por ejemplo, la cámara inteligente de tu celular que detecta si le
sacás una foto a un perro o a un auto utiliza modelos similares a estos”, añadió.
Las aplicaciones para este método de identificación de células cancerígenas son
múltiples, pero la principal es que pueden reducir mucho el tiempo y los costos de la
investigación, el diagnóstico y los tratamientos. “Un microscopio más inteligente podría
decirte si tu terapia in vitro está funcionando o no, solo basándose en una clasificación
automática de las células con cierto nivel de certeza”, explicó Iarussi. Esto daría a los
especialistas, por ejemplo, la posibilidad de poder aumentar o disminuir una droga
durante un tratamiento.

Emmanuel Larussi. Foto: @CONICETDialoga


“Esta técnica permitiría realizar mayor número de investigaciones in vitro con cultivos
celulares, es decir, con células humanas cancerígenas en laboratorio, y reduciría el
impacto del uso de animales, aumentando la posibilidad de hacer mayor investigación
en células humanas y con mayores ensayos farmacológicos preclínicos antes de que una
nueva droga salga al mercado”, detalló.

El equipo de investigadores no sólo desarrolló una gran base de datos, y con ella un
sistema de detección inteligente, sino que puso ambos a disposición de la comunidad
científica internacional, a fin de agilizar la investigación a nivel mundial. “Es vital
poder brindar a toda la comunidad científica la misma posibilidad que yo busqué desde
que comencé la investigación, de disminuir el impacto del uso de animales de
laboratorio y aumentar los estudios in vitro en células humanas”, concluyó Pattarone.

Makers

10 tips para tener una buena postura corporal en la virtualidad

Publicado

el

*Por Cristina Cocconi

En tiempos donde el trabajo remoto se ha extendido y comienza a ser cada día más común, debemos tener en cuenta cómo cuidamos el cuerpo para evitar consecuencias físicas que después vamos a lamentar y que vienen asociadas a las malas posturas y al sedentarismo.

Si bien el poder trasladar nuestra rutina laboral -a los hogares, a los bares o inclusive hacia otros ámbitos, como espacios más abiertos o hasta al aire libre,- tiene muchos aspectos positivos que no viene a cuento a los fines de esta columna, estas nuevas costumbres pueden afectar a nuestro físico y, en consecuencia, a nuestra salud.

Foto de EKATERINA BOLOVTSOVA en Pexels

Por eso, es importante tenerlo en cuenta y tomar cartas en el asunto para llevar a un mejor puerto la adaptación a los nuevos formatos y vínculos que venimos atravesando tanto entre jefes y empleados, o empresas y clientes, como para hacer compras o entretenernos.

En esta dirección, a continuación les comparto 10 consejos rápidos y tips que recomiendo tener presente al manipular dispositivos electrónicos como computadoras, Tablet o celulares, y al administrar la virtualidad de nuestro tiempo laboral y de disfrute:

  • 1- Si tu trabajo te lleva a permanecer mucho tiempo sentado, trata de que la silla que usas se a la adecuada, lo ideal es que tenga un buen respaldo y la altura debe dejar que tus piernas queden en un ángulo de 90 grados.
  • 2- No te sientes nunca en el borde de la silla,
  • 3- Podes colocar un rollito de toalla por encima de las lumbares para apoyarte en él,
  • 4- Acercá la silla para evitar encorvarte hacia adelante,
  • 5- No acerques tu cara a la pantalla, sacando así la cabeza del eje del cuerpo,
  • 6- Si podes, cada una hora levantate y camina aunque sea unos pocos pasitos,
  • 7- Sumá movimientos de hombro y cuello. Estirá básicamente tu espalda,
  • 8- Si debes movilizar peso, cuidado al tomar y trasladar. Cuando levantás algo del suelo hacelo siempre con las dos manos y cerca del cuerpo y, por supuesto, flexiona las rodillas, al agacharte y mantené la columna recta
  • 9- En la medida que sea posible usá calzado cómodo evitando los tacos altos,
  • 10- Cuidá el sobrepeso y el stress. Hacé deporte, practicá la actividad que más te guste y meditá.

En definitiva, de lo que se trata es de que logremos acompañar de la mejor manera con nuestro cuerpo los distintos procesos de transformación cultural que vamos atravesando. Es común que asimilemos los cambios y nos mentalicemos, aunque tampoco es fácil, pero por lo general nos acostumbramos a pensar que el físico debe responder de manera automática como corriendo una carrera desde atrás.

Es decir, solemos pensar que el cuerpo se adapta y acomoda, pero no siempre es tan sencillo. Para lograr vivir de manera saludable nuestras vidas es oportuno y necesario que podamos alinear mente y cuerpo a nuestras obligaciones y propósitos.

En definitiva, de lo que se trata es de que logremos acompañar de la mejor manera con nuestro cuerpo los distintos procesos de transformación cultural que vamos atravesando. Es común que asimilemos los cambios y nos mentalicemos, aunque tampoco es fácil, pero por lo general nos acostumbramos a pensar que el físico debe responder de manera automática como corriendo una carrera desde atrás.

Así como los cuerpos incorporan el ritmo de la música para bailar, buscando la forma de sintonizar los movimientos con cada tono o pausa, del mismo modo lo corporal debe moverse al pulso de las transformaciones sociales.

En síntesis, si enfrentamos un nuevo ordenamiento de nuestras tareas en tiempos y espacios, debemos alinear también nuestro comportamiento corporal a ellas.

Como suele decirse, el cuerpo es nuestro único envase y no tenemos otro para reemplazarlo. Aprovechemos las ventajas que nos da la tecnología para acortar distancias y hacernos mucho más accesibles un sinnúmero de cosas, pero acoplemos nuestro cuerpo, y preservémoslo, no como obstáculo sino como vehículo de la innovación.

* Cristina Cocconi. Profesora de Educación Física (UNLP). Profesora de Yoga Terapéutico. Yoga Kriya. Instructora de pilates RSC/RMP. Columnista del programa @encasasaludok. Instagram: cristinacocconiestudio.

Seguir leyendo

Comunidad

“El cambio no solo es necesario sino que es posible”

Publicado

el

El licenciado en Ciencias Políticas, consultor y especialista en Economía Circular, Luis Lehmann, autor de “Cómo hacer clic hacia una nueva economía. Una revolución circular con el ser humano en el centro”, recientemente publicado, adelantó algunos puntos clave de su nueva obra y reflexiona sobre los caminos posibles para avanzar en nuevos vínculos entre economía, producción y ambiente, como garantía de desarrollo sostenible.

El libro Cómo hacer clic hacia una nueva economía. Una revolución circular con el ser humano en el centro”, llega en un momento donde la temática que aborda se vuelve de gran actualidad, mientras se  desarrolla la COP 26 en Glasgow, Escocia.  Son tiempos de conversaciones internacionales en busca de los consensos para moderar el peso de la actividad del ser humano respecto del clima, que entre otros impactos está generando tensiones en las cadenas de suministro de bienes, escasez de energía como así también un aumento global de la inflación producto de las anteriores.

En este contexto, la economía circular representa una herramienta que permite moderar y corregir muchos de esos efectos y la mencionada obra “pretende ser un llamado a activar la consciencia para pasar de la contemplación a la acción, para aprovechar un marco global donde la necesidad y la oportunidad van de la mano”, expresa el autor.

Si bien la pandemia ha propiciado debates favorables para la implementación de nuevas maneras de producir y consumir, y de vincular ambiente y desarrollo, también plantea que “hay que lograr transformar el estado de preocupación y alarma, que nos marca la nueva agenda, en condiciones de poder y capacidad de hacer. Y para ello, hay que proponer una nueva economía como misión común”, destaca Lehmann en una entrevista brindada a Eco Circular, el sitio español especializado en economía circular, Luis Lehmann anticipó detalles de la obra recientemente publicada por la editorial Caligrama del Grupo Penguin Random House, editado en España y también disponible en papel y digital a través de Amazon.

Licenciado en Ciencia Política y dedicado a la docencia, consultoría y promoción del desarrollo económico sostenible a partir de la economía circular, Lehmann dio un nuevo paso en materia de divulgación con esta segunda obra (su primer libro Economía Circular, el cambio cultural. Editorial Prosa, 2020), donde recoge la experiencia de haber estado vinculado durante más de una década a la gestión pública y el ambiente.

El cambio posible

“El cambio -continua- no solo es necesario sino que es posible porque tenemos los recursos humanos, materiales, económicos, la tecnología y el conocimiento para implementar nuevas soluciones para resolver los grandes problemas que enfrentamos como humanidad”.

“EL LIBRO PRETENDE SER UN LLAMADO A ACTIVAR LA CONSCIENCIA PARA PASAR A LA ACCIÓN, PARA APROVECHAR UN MARCO GLOBAL DONDE LA NECESIDAD Y LA OPORTUNIDAD VAN DE LA MANO”

lUIS LEHMANN

Para dar cuenta de ello, la obra realiza un recorrido por el contexto internacional pre, durante y pospandemia, de geopolítica y diplomacia ambiental, y pone especial foco en la articulación entre el papel del ciudadano, de las empresas y de los Estados, todo matizado con citas y referencias de autores de actualidad, filósofos, economistas, periodistas, entre otros. “Si crees que cambiar es posible, a través de acciones que impliquen un desarrollo económico competitivo y eficiente, que generen beneficios, que apuesten por la innovación, a la vez que eviten el cambio climático, promuevan la generación de nuevos empleos verdes y procuren una transición justa, este será un libro que te impulsará a la acción”, invita Lehmann.

Pasar a la acción 

Vale destacar, que la economía circular se ha abierto camino en los últimos años, entre otras cosas porque demostró que se puede implantar un desarrollo económico sostenible dentro de los límites del planeta. Como contraposición al modelo de la economía lineal en decadencia, configura un nuevo modelo de producción y consumo que equilibra las dimensiones económica, social y ambiental, con el ser humano en el centro. Por ello más allá de los cambios necesarios en la economía, fundamenta la necesidad de un nuevo ser humano, al que denomina «Homo circularis», basado en las nuevas generaciones, que debe ser un consumidor comprometido, consciente del impacto sobre el ambiente y que ejerce su ciudadanía a partir de la retroalimentación de “una suerte de «trilogía circular»: una sociedad altruista y colaborativa, empresas responsables y un Estado que debe asumir un papel emprendedor, dinámico e inclusivo”, enfatiza.

Lo desafiante de la obra es que no se queda en el diagnóstico ni en la enumeración de experiencias exitosas sino que propone un camino donde cada uno de los actores de esa tríada, cada actor social tiene una labor por delante para lograr la transformación que la humanidad necesita para vivir mejor.  

¿Seremos mejores?

¿Surgirán nuevas soluciones para viejos dilemas?

¿Superaremos las contradicciones entre desigualdad, desarrollo económico y cuidado del medio ambiente?

¿Esta aceleración nos llevará a una “revolución circular”, la del encuentro de la actividad del ser humano con la naturaleza?,

Estos son algunos de los interrogantes que plantea el libro. “Si creemos que es posible, son necesarias acciones que impliquen un desarrollo económico competitivo y eficiente, que genere beneficios, que apueste a la innovación, a la vez que evite el cambio climático, promueva la generación de nuevos empleos verdes y procure una transición justa”, concluye Lehmann. El desafío está planteado.

Seguir leyendo

Comunidad

“El guion es un texto vivo que va mutando de acuerdo a la realidad con la que te vas encontrando en cada set”

Publicado

el

Con motivo del estreno de “Maradona. Sueño Bendito”, el programa Tan poco radio de FM Boedo fue el ámbito de una conversación con el guionista Martín Méndez, parte del equipo autoral de la serie del “10”, sobre el oficio de escribir, contar historias y el lugar de los autores en la producción audiovisual. Entrevistado por Leo Cabarcas (Peli Culero), el autor dejó algunas definiciones acerca del rol del guionista, la Generación VHS y la arquitectura del guion como hecho creativo y embrionario del cine y las series.

Esta semana vio la luz la nueva serie de Diego Maradona. “Maradona. Sueño Bendito”El estreno mundial, que se podrá compartir en simultáneo en más de 200 países, nos dio la excelente oportunidad de conocer más de cerca las particularidades y desafíos del oficio de contar historias.

Con motivo de la esperada novedad de las pantallas, y gracias a una charla que se dio en los estudios de la mítica FM Boedo, el guionista Martín Méndez -parte del equipo de autores que llevó adelante la difícil tarea de contar la historia más conocida, la del 10; compartió su experiencia y nos invitó a conocer un poco más acerca de la mágica y creativa labor del guionista. “El guion es un texto vivo, que va mutando de acuerdo a la realidad con la que te vas encontrando en cada set”, anticipa. “Es un plano detallado y el guionista es el arquitecto“, agrega como para abrir la conversación despejando dudas.

Mirá la entrevista completa EN EL CANAL DE PELI CULERO

Lo interesante de charlar con profesionales de estas artes, es que no se puede evitar la emoción y los linkeos permanentes a historias que vimos o leímos. Cuando Méndez menciona su paso por la recordada “Mosca & Smith” , o más cerca en el tiempo “Historia de un Clan”, pasando por “Graduados” o “Vidas Robadas“, a los escuchas se nos van apareciendo imágenes, sensaciones, recuerdos de donde estábamos cuando esas producciones llegaban a la pantalla, y dónde las mirábamos o junto a quién. (Así le pasa a Leo Cabarcas, columnista de cine del citado programa y creador junto a Christian Ruíz de Peli Culero -una comunidad nacida para compartir cine, en todas sus dimensiones quien fue el artífice del encuentro-).

¿Cómo es escribir sobre Diego? Preguntó. “Desafiante”, contestó el guionista, confeso maradoniano, quien tuvo la oportunidad de conjugar dos de sus pasiones, la pelota y el teclado. “Escribir sobre Maradona es laburar sobre hechos reales, que hay que diseccionar para organizar en un relato, con puntos de vista sobre hechos que la gente conoce, pero quiere saber cómo ocurrieron y enterarse trastiendas e intimidades que el registro documental o de noticieros no te da”, enfatiza.

Méndez muestra emoción, método y constancia en un mismo gesto, quizás esto se deba a que es parte “de la generación del VHS”, como el mismo se autodefine, épocas donde comenzaba a ampliarse la oferta para ver películas en el living de tu casa pero donde el catálogo se lo debía armar uno mismo más allá de las recomendaciones del video club.

“Antes del guion no hay nada”, primera conclusión a la que llega la mesa de Tanpoco Radio cuando por un momento quedan en un segundo plano las figuras para darle lugar al guionista, actores centrales en el proceso creativo y constitutivo de la producción audiovisual pero muchas veces invisibilizados cuando las luces se encienden. “El guion o la nada”, “el guion como el inicio de todo”, pensamos y se nos viene a la cabeza la obra de “El ser y la nada”, de Jean Paul Sartre que, desde la filosofía, entendía la nada como aquello que “no es”, y la negación del ser. Y es el hombre el que llena ese vacío o lo completa.

Permitiéndonos la licencia de filosofar un rato, valga la relectura sartreana para redimensionar el lugar que ocupan los autores en la generación de contenidos, cine, series, teatro, en síntesis, todo lo que vemos.

“El guion es un texto vivo que va mutando, de acuerdo a la realidad que te vas encontrando en cada set. Es un plano detallado y el guionista es el arquitecto”.

martÍN MENDEZ

El oficio de contar historias

“En un audiovisual hay tres etapas de escritura. Antes del guion no hay nada. Después, durante el rodaje, donde a veces ocurren cosas y se pueden hacer ajustes, y la última etapa de estructura que se da en el montaje. Puede ocurrir que algo que funcionaba en el papel, no funcione en edición”, explica Méndez quien recordó que de chico solía quedarse tardes enteras viendo películas en el viejo cine Los Ángeles de la porteña calle Corrientes.

Lejos de aquellos años, estamos en un momento donde afloran las plataformas on demand y se diversifican los formatos, donde hay más lugar para contar historias y el rol del autor es clave. “Tengo pasión y vocación por el relato, y me formé como guionista, a lo que le agrego muchas horas de lectura y visionado de todo tipo de material”, define el también guionista de la miniserie “No grites”, que puede verse en la plataforma Cont.ar, y que actualmente trabaja en la remake de “Historia de un clan” para México, en una serie policial para Viacom y Paramount Plus, y espera la nueva serie de “María Marta, el crimen del country”, basada en el caso García Belsunce, que escribió para Warner Media y HBO Max, y que se estrenará en el primer semestre del año que viene.

Pasaron cuarenta minutos donde se habló de una profesión que simboliza la creación como ninguna, que parte de la hoja (o el monitor) en blanco y termina en los dispositivos, la tele o la pantalla grande. Sin dudas suena a poco tiempo para relatar semejante tarea, pero tanto Méndez, como Cabarcas y todo el equipo de Tanpoco lo aprovecharon al máximo para dejarnos con ganas de ir al cine, prender la tele, o poner play en alguna plataforma por un rato (vale agregar también que fue comentario recurrente de los presentes que esta creciente y sana costumbre de consumir historias también nos sirvió de gran apoyo para atravesar todas las complejidades que trajo aparejadas la pandemia).

Y en nuestro caso también nos dio ganas de escribir algunas líneas, para llenar nuestro blanco pero también para rendir un humilde homenaje al maravilloso oficio del guionista, intentando poner en palabras el momento mágico de una charla de radio que nos dejó pensando y con sabor a mucho.

Seguir leyendo

Más vistos